La fisioterapia respiratoria previene y cura los catarros en niños y bebés

Llega el invierno y con ella los temidos catarros y otros problemas respiratorios en los más pequeños. Tos, mocos, infecciones… La Fisioterapia Respiratoria es una ayuda fundamental para los niños y los bebés, junto con unas buenas pautas de cuidado y prevención domésticas muy sencillas. Las técnicas de Fisioterapia Respiratorias deben ser ejecutadas por un profesional competente para hacer un tratamiento eficaz.

Además son muy seguras y apenas tienen complicaciones. No sólo se emplean para limpiar y drenar el exceso de mucosidad en las vías respiratorias (pulmones, garganta y nariz), sino que también favorece la absorción de los medicamentos en el caso de que el niño esté con algún tratamiento farmacológico. De este modo no sólo se reduce la duración del catarro y sus síntomas, sino que el niño estará con menos molestias y la cantidad de fármacos para aliviar los síntomas se verá considerablemente reducida.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que al mejorar la absorción de los fármacos y reducir la congestión de las vías respiratorias, estas técnicas favorecen el intercambio gaseoso y por lo tanto la oxigenación. Los lavados nasales con suero fisiológico son fundamentales, tanto durante la terapia como en casa con cierta frecuencia. No son perjudiciales para el pequeño. Pero es fundamental hacerlos de forma correcta evitando el uso de aspiradores y otros dispositivos de este tipo.

Fuente: Colegio oficial Fisioterapeutas de Madrid

Log in

create an account