Qué es un ictus

ictus-fisioterapia-a-domicilio

Un ictus es un trastorno brusco de la circulación cerebral que tiene como consecuencia la alteración de determinadas regiones del cerebro (Sociedad Española de Neurología), por ello también recibe los nombres de Accidente Cerebrovascular (ACV) o de Enfermedad Cerebrovascular (ECV).

Existen dos tipos fundamentales de ictus:

  • Ictus isquémico: se obstruye uno de los vasos impidiendo que llegue sangre y por tanto oxígeno y nutrientes a la región cerebral correspondiente.
  • Ictus hemorrágico: se rompe uno de los vasos produciendo una hemorragia intracraneal y comprometiendo también la nutrición normal de la región afectada.

El ictus es un grave problema de salud pública. En España es la segunda causa de muerte y la primera entre las mujeres.

El ictus es una urgencia médica vital, en la que el tiempo es fundamental. El diagnóstico y la atención médica precoces son los aspectos más importantes para salvar la vida del paciente y minimizar el daño neurológico y por lo tanto la limitación funcional post-ictus.

Ante la sospecha de que alguien pueda estar sufriendo un ictus, debe llamarse al Servicio de Emergencias y decir “Código Ictus”, para que vaya todo lo más rápido posible. Los síntomas del ictus pueden ser:

  • Pérdida de conciencia (aunque la persona respire, ante una pérdida de conciencia debe llamarse a urgencias.
  • Parálisis de medio cuerpo, alguna extremidad o en la cara.
  • Pérdida de sensibilidad en medio cuerpo, alguna extremidad o en la cara.
  • Dificultad para hablar o entender lo que le dicen. Pérdida parcial o total de la visión. Dificultades para hacer cálculos sencillos, para reconocer o utilizar objetos familiares. Alteración del equilibrio.
  • Torpeza en las tareas manuales.

Es importante recordar que no siempre se presentan todos los síntomas, lo significativo es que se presentan de manera repentina.

Afortunadamente, los tratamientos médicos y el menor tiempo de atención de estas personas ha hecho que la supervivencia ante esta enfermedad haya aumentado significativamente. Por ello cada vez hay más personas que padecen alguna discapacidad tras haber sufrido un ictus. Según la Sociedad Española de Neurología, actualmente unos 300.000 españoles padecen alguna limitación funcional por esta causa, de hecho, es la principal causa de discapacidad en adultos en occidente.

Los ictus isquémicos son más frecuentes, la supervivencia es mayor, pero las secuelas suelen ser más severas. Los ictus hemorrágicos son menos frecuentes, la tasa de supervivencia es más baja, pero las secuelas también suelen ser menores.

En cualquier caso, las personas que han padecido un ictus tienen que enfrentarse a un intensivo proceso de rehabilitación lo antes posible. El pronóstico de recuperación depende de múltiples factores (edad, tipo y severidad del ictus, estado físico y cognitivo previo al ictus, si existen o no secuelas cognitivas asociadas…), pero la capacidad de plasticidad cerebral es mayor durante los primeros meses. Aunque está demostrado que la plasticidad cerebral y la neurogénesis son procesos activos durante todas las etapas de la vida, por lo que siempre existe posibilidad de mejora. La Neuro-Rehabilitación consiste en utilizar esta capacidad de plasticidad cerebral para minimizar los déficits motores en la medida de lo posible y compensar las secuelas; de modo que el objetivo es conseguir el máximo grado de autonomía para que su discapacidad interfiera mínimamente en sus actividades de la vida diaria.

En Fisio at Home, somo especialistas en Fisioterapia y Rehabilitación Neurológica. Nuestros profesionales diseñarán un programa de Rehabilitación individualizado y lo llevarán a cabo en la comodidad e intimidad de su propio domicilio. De este modo el programa es más eficaz, ya que con frecuencia estas personas tienen dificultades para desplazarse a un centro con la frecuencia necesaria.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Log in

create an account